Tenemos infraestructuras, toca desarrollar la economía digital #santander31

España es un país de primera división en redes de telecomunicaciones de banda ancha pero le queda muchísimo por hacer para ocupar un buen puesto como sociedad digital para lo que es necesaria la transformación de las empresas pero también llevar toda la regulación analógica a lo digital y  proteger a los ciudadanos en el nuevo mundo de datos.

Este es el resumen de tres intensos días en la UIMP en el Encuentro de Economía Digital y Telecomunicaciones organizado por la patronal Ametic y, por primera vez, por banco Santander. En el último día se hizo público el informe de Accenture para Mobile World Capital sobre “Economía Digital, una oportunidad para España” en el que se concluye que la aceleración digital impulsaría un 3,6 % (48.500 millones de dólares) el PIB en 2021. Ese mismo día CEOE y sindicatos no se ponían de acuerdo sobre si el nuevo mundo digital crearía o destruiría empleo pero si en que el empleo que caerá será el de las categorías medias y que aumentará en las superiores e inferiores lo que supondrá una mayor desigualdad social, todo un reto.

Las recetas para una sociedad digital pasan por la generación de talento y mantenerlo en la empresa, las inversiones, adaptar la regulación a las nuevas tecnologías y potenciar las plataformas digitales. El vicepresidente de Samsung Electronics Celestino García, que está convencido de que con la Inteligencia Artificial vamos hacia un mundo mejor,  pidió colaboración y plataformas abiertas para avanzar en la transformación digital en la que estamos “al principio del principio”

Mientras tanto, España aparece retrasada frente a los líderes mundiales y en el estudio de Accenture sobre 14 países ya que ocupa el puesto 11.

Al encuentro asistieron representantes de la administración responsables de innovación y agenda digital con el ministro de Industria, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, en la inauguración que resumió en una frase el objetivo  del Gobierno ” hay una revolución tecnológica en marcha y hay que colocar el foco mediático, político y social mucho más en lo digital” y puso como ejemplo que de 503 enmiendas de los Presupuestos 2017 a las sección 20 del ministerio, solo tres fueron de ámbito digital “hablamos del futuro del país”.

Dentro de los deberes que está haciendo el Gobierno, pronto terminará su consulta pública sobre estrategia digital y espera poder aprobarla a primeros de año y en el encuentro de ministros europeos responsables de agenda digital de final de mes se avanzará sobre la agenda digital europea y la ciberseguridad. Además España avanza de la mano de otros seis países en el desarrollo del primer chip europeo.

El mundo vive una revolución formidable que afecta a todos los sectores y la patronal tecnológica Ametic está cambiando su actuación de acuerdo con las nuevas exigencias. Su presidente Pedro Mier no descartó incluir otros sectores en Ametic mientras trabajan con los más avanzados como son el bancario y el del automóvil. Prueba del cambio ha sido que, por primera vez, el premio anual de Ametic no ha sido para una empresa tecnológica tradicional sino para Seat.

En este encuentro se ha repasado la realidad del mundo bancario, la industria 4.0, el automóvil, educación o el supercomputador MareNostrum pero me quedo con un mensaje del sector sanitario: cada día vamos a vivir más y será más importante la prevención de las enfermedades en la que tecnología va a jugar un papel muy importante.

Mención aparte merece la intervención de Javier Benedicto, jefe del proyecto europeo Galileo de la Agencia Espacial Europea que supone un cambio radical respecto al GPS y que va a tener un papel fundamental en la sociedad conectada que viene.

¿Y el 5G? pues llegará cuando toque, ni los primeros ni los últimos, aunque si se ha puesto de manifiesto que es fundamental para el desarrollo del coche conectado. Habrá que esperar a que se apruebe el estándar y seguir dando pasos de acuerdo a las necesidades.

 

 

En AMETIC todos cuentan por igual: pymes y grandes OTTs

El 31 encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en la UIMP ha comenzado su nueva etapa tras la salida de los grandes operadores de telecomunicaciones de Ametic con una declaración de intenciones del presidente de esta patronal, Pedro Mier: Ametic quiere que las empresas españolas estén en la primera división del mundo digital y para ello cuentan con las grandes empresas del sector, entre ellas OTTs como Google, Facebook y Amazon que en este encuentro han pasado a ocupar un lugar relevante.

En Ametic, ha dicho Mier, todas las empresas cuentan por igual: una empresa, un voto, reafirmando así la postura de la patronal en la que la mayoría de los socios se negó a aceptar las pretensiones de los operadores de telecomunicaciones de tener un mayor peso en las decisiones.

España ocupa el tercer lugar en el mundo en redes de alta capacidad, con un 70% de territorio cubierto, tal como destaco el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Alvaro Nadal, pero queda mucho por hacer en la transformación digital y AMETIC quiere conseguirlo mediante la colaboración, transparencia, innovación, calidad e independencia.

“Hay que potenciar la innovación disruptiva, tenemos muy buenas compañías que hay que apoyar”, dijo Mier.

El presidente de AMETIC afirmó que la transformación digital es un proceso transversal que afecta a todos los sectores productivos. Mier en un encuentro  con periodistas había señalado que están colaborando con todos los sectores, especialmente  banca y automóvil, y no cerro la puerta a una incorporación de empresas de otros sectores  a esta patronal.

Precisamente el banco Santander ha sustituido a la Fundación Telefónica en la coorganización del evento.

En la primera jornada de un encuentro en el que hasta ahora los operadores de telecomunicaciones eran los protagonistas absolutos  no se ha mencionado ni a uno sólo de ellos.

El ministro del sector, Alvaro Nada, en su primera intervención pública ante el sector ha señalado la necesidad de que toda la sociedad se involucre en la revolución digital. La  industria  4.0 exige que todos los sectores se conciencien.

También se refirió a los retos que para el sistema jurídico supone la transformación y dijo que aunque tenemos una Constitución avanzada ya que es la única que contempla la informática, hay que transformarla para incorporar el mundo digital y que hay un equipo trabajando en la adaptación.

Pidió desarrollar inteligencia artificial en Castellano.

En el encuentro se destacó que a finales de este mes tendrá lugar un encuentro de ministros europeos responsables de la agenda digital en Tallin y allí se tratarán temas como la ciberseguridad .

 

Telefónica profundiza en la Economía Circular

Telefónica está implantando la llamada Economía Circular en todo el proceso de su negocio lo que supone trabajar para optimizar los recursos, aplicando políticas de reutilización  de materiales, reducción de la contaminación y utilización de la energía renovable.

Por eso su directora general de Planificación y Contabilidad y Control, Laura Abasolo y su directora de Ética Corporativa y Negocio Responsable Elena Valderrábano trabajan cada día más coordinadas, según han puesto de manifiesto en la presentación del Informe Integrado de la Operadora.

La implantación de esta estrategia ha supuesto que en 2016 el 69 % de los dispositivos usados por la operadora y sus clientes fueran reciclados y cerca del 27 % reutilizados.

Por otra parte, el 66 % de sus residuos son cables procedentes de la transformación de la red que no pueden ser reutilizados pero si reciclados en un 98 % por empresas especializadas.

En total Telefónica generó cerca de 23.507 toneladas de residuos, un 12 % menos que en 2015, y de ellos el 94 por ciento fueron reciclados. Ahora está digitalizando su sistema de gestión de recursos para reducir aún más su impacto ambiental mediante planes de minimización y generación de residuos, reciclaje y reúso interno.

Además redujo sus emisiones de CO2 en un 26 %  con un objetivo de llegar al 30% en 2020 dentro su apoyo al Acuerdo de París. Duplicó el uso de energía renovable que es ya del 44 % a nivel global y del 79 % en España, en línea con el objetivo del llegar al 50 % en 2020 y al 100% en 2030.

La operadora redujo su consumo energético en un 2,2% a pesar de que el tráfico creció un 50 %.

Sus servicios de Internet de las Cosas y Big Data ayudaron a reducir emisiones y mejorar la gestión de residuos así como la utilización de menos energía y agua. Estos servicios de IoT supusieron además 50 millones de euros de ingresos.

Dentro de esa política de utilización responsable de recursos, la operadora implantó el sello Eco Rating que indica la eficiencia energética y la sostenibilidad de los móviles.

Esta estrategia también está siendo trasladada a los proveedores de la operadora a los que solicitan materiales y recursos renovables y eficientes así como ecodiseños.

El reto está ahora en conseguir evaluar los impactos económicos de estas medidas ya que además de los beneficios para el medio ambiente suponen ahorros de costes como es el caso de la factura energética.

Aplicar economías sostenibles tiene su premio : Telefónica cuenta ya con los reconocimientos de los más importantes índices de sostenibilidad globales como Dow Jones Sustainability Index, Carbon Disclosure Proyecto, Sustainalytics, Ethibel, MSCI o FTSE4Good.

En el último año Telefónica ha creado un Panel Asesor de Sostenibilidad que está formado por expertos de diferentes materias para profundizar en el impacto de los cambios que se están originando en la sociedad : crecimiento demográfico y urbanización, empoderamiento del cliente, la reinvención del mundo laboral, escasez de recursos o el cambio climático, con el objetivo de crear una sociedad digital más sostenible.

La digitalización de los procesos ha seguido avanzando en la compañía y alcanza ya al 49 % de los mismos, Telefonica ha creado LUCA, la unidad especializada en Big Data para impulsar la transformación digital de los clientes y creó Movistar + 5S, un servicio gratuito para las personas con discapacidad.

 

 

Humanidades y Tecnología

No es preciso estudiar una carrera de ciencias para tener un futuro porque la tecnología está abriendo nuevas posibilidades a las humanidades. No hay que presionar a los jóvenes para que estudien carreras tecnológicas, hay que dejarles elegir lo que quieran.

Me he quedado con este mensaje después de asistir a la presentación del primer resultado del proyecto BNElab de la Biblioteca Nacional, mensaje que, curiosamente, no partió de su directora Ana Santos Aramburo, sino de José Manuel Leceta, director general de red.es, un ingeniero de telecomunicaciones con una importante carrera en el mundo de la innovación española e internacional.

La tecnología lo está cambiando todo, el modo de trabajar, el modo de enseñar pero también la forma de investigar en el mundo de las humanidades, y la Biblioteca Nacional de España, desde hace mucho años, se pone al día para permitir que su legado esté disponible para todos.

En 2008 la BNE suscribió un acuerdo con Telefónica para digitaliza sus fondos lo que ha permitido que ya 180.000 títulos y 30 millones de páginas estén accesibles a través de Internet.

En la actualidad BNE cuenta con acuerdos con la entidad pública red.es para seguir la labor de digitalización y dar acceso público a sus contenidos dentro del proyecto de reutilización de datos públicos que desarrolla la Administración. Estos acuerdos se concretan en el espacio BNElab que nació con los principios de reutilización y apertura del patrimonio cultural de la biblioteca, de inspiración de proyectos nuevos y de impulso de la educación y la cultura facilitando herramientas y plataformas para hacerlo posible. Potenciar el patrimonio para ser patrón de aprendizaje.

El proyecto de reutilización tiene un presupuesto de dos millones de euros y el de digitalización de cinco millones.

El primer desarrollo que se ha presentado es un divertimento basado en el Juego Filarmónico de Haydn que estaba guardado en un manuscrito del siglo XVIII y que reproduce un juego de la época muy popular para crear minuetos a través de los dados. Cuenta con una curiosa web que recomiendo visitar, así como una cuenta de Twitter que cada día ofrece un nuevo minuetos.

Los responsables de BNElab explicaron que todo el personal de la biblioteca está implicado en la nueva estrategia digital desde la diferentes responsabilidades y que cada día se abren puertas a nuevos proyectos desde gastronomía a diseño, moda o videojuegos.

La BNE cuenta con un blog en el que explica la importancia de las colecciones que guarda y en su cuenta de Twitter comenta la actualidad de la BNE e incluso las series históricas de TV.

Entre los proyectos en los que trabaja está la BNEescolar, elChefBNE en el que se une la gastronomía con la historia en torno a 12 recetas, o un videojuego sobre el papel de las instituciones en la  memoria histórica, que se irán presentando en los próximos meses.

Mientras tanto trabajan en el diseño de una nueva web y su portal BNElab recoge la convocatoria para crear libros interactivos a través de sus herramientas.

Pero esto son solo ejemplos de lo que se puede hacer combinando los conocimientos humanísticos  con herramientas tecnológicas. Los directivos de la Biblioteca Nacional lo explicaron bien: “BNElab es un proyecto en construcción y lo estará siempre. Estamos construyendo un edificio nuevo y lo hacemos con ladrillos digitales”.

Nos gusta decir que las profesiones en las que trabajaran nuestros niños todavía no se han inventado pero nos olvidamos de decir que no todas serán tecnológicas, hay todo un mundo de conocimiento que se abre para todos los públicos y también necesitaremos especialistas para hacerlo visible.

A Orange España le cuadran los números

Los resultados de Orange España en el primer trimestre del año vuelven a confirmar el buen momento por el que atraviesa esta operadora que ha decidido seguir apostando por las nuevas redes y servicios para los próximos trimestres.

El mejor síntoma de que le cuadran los números es la decisión de volver a adelantar su previsión de llegar a las 14 millones de viviendas pasadas por fibra de 2019 a 2018, lo que supone 4 millones más que en la actualidad,  en un mercado en el que su techo de crecimiento es muy amplio ya que cuenta con 4,1 millones de clientes de banda ancha de los que sólo 1,8 son de fibra pero un 77% más que hace un año.

En total, Orange España tiene casi 20 millones de clientes de los que 15,765 millones son de móvil (un 3,5 % más que hace un año) y de estos 8,22 millones utilizan la red 4G de Orange.

En el trimestre se nota una ralentización de la captación de clientes tanto móviles como fijos debido al incremento de la competencia, aunque en este entorno las infraestructuras propias constituyen un importante activo para competir también en el negocio mayorista.

Y  mientras sigue creciendo en clientes también lo hace en ingresos con un 8,5% hasta los 1.290 millones de euros: 654 millones por servicios móviles (un 8,1 % más que hace un año), 500 millones por servicios fijos  (7,5 % más que hace un año) y 135 por la venta de equipos (un 14,1 % más).

El año 2016 marcó la recuperación del crecimiento de Orange España ya que comenzó con un incremento del 1,8 % en el primer trimestre, el primero en nueve trimestres, y concluyó con una subida global del 6 %.

En este primer trimestre, como es habitual en el periodo, Orange no ofrece datos de ebitda ni de inversión, pero su Consejero Delegado en España, Laurent Paillassot si ha adelantado que siguen invirtiendo en fibra y que después de 2018 todo indica que seguirán haciéndolo.

Los directivos de Orange España no se han mostrado partidarios de alcanzar un acuerdo con Telefónica similar al que ha firmado el operador incumbente con Vodafone por considerar que el descuento conseguido por volumen no compensa dejar de desplegar red.

Mientras tanto apuestan ya claramente por el servicio a empresas cuyos ingresos crecieron un 7,2 % apoyados en una oferta de máxima velocidad simétrica y convergencia de líneas fijas y móviles mediante su infraestructura de red FTTH con tecnología FTTH con XGPON y red MPLS, ambas exclusivas para empresas.

Además este año sacarán al mercado las nuevas redes LTE-M para servicios de Internet de las cosas ( IoT) avanzados para las smart-cities y las smart-industries.

Para la segunda parte de 2018 queda la llegada a España de los servicios  bancarios de Orange, con ficha bancaria propia a través del banco Groupama adquirido por la operadora gala, dirigidos esencialmente a “los jóvenes que no quieren pisar las oficinas bancarias” pero que contará con el apoyo de las tiendas Orange si se considera necesario.

 

 

Simplemente, economía digital

El presidente de la CNMC opina que la economía colaborativa debe ser llamada economía disruptiva o, simplemente, economía digital, un nombre que supone toda una declaración de intenciones.

Desde que llegó a la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia, José María Marín Quemada se ha preocupado por la llamada economía colaborativa sobre la que la institución que preside realizó un informe en 2013 y ha realizado una consulta para concluir otro, y siempre se ha mostrado partidario de regular, no prohibir.

En el 30 curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Marín Quemada señaló  la dificultad de regular esta revolución : “regular lo nuevo con instrumentos antiguos suele dar resultados malos…no tenemos instrumentos para regular la nueva economía disruptiva”. “Las leyes se han quedado detrás, los reguladores también se han quedado atrás y es preciso regular sin equivocarnos”.

Es un momento importante en la economía digital y la CNMC se encuentra también en un momento delicado tras las declaraciones de algunos miembros del Gobierno sobre la necesidad de dividir este organismo por sectores especializados. Pero Marín quiere competencias para regular un mercado que es cada vez menos especializado y más “polifacético”: todos venden de todo y “la visión multifacética es esencial para el mundo real”.

Marín Quemada no tiene pelos en la lengua, no teme por su futuro y cree que antes de que el Parlamento tome una decisión hay que decir lo que se piensa, después hay que aceptarlo.

El profundo cambio que está experimentando la economía está provocando la actuación de grupos de interés y “hay Gobiernos -dijo-  muy cera de esos intereses” ante lo que defendió un regulador fuerte e independiente.

El presidente de la CNMC se mostró partidario de un “ajuste fino” de la Ley de Competencia que incorpora la necesidades de mercados y formas que antes no existían.

Marín hizo hincapié  en que estas nuevas formas antes se veían como emprendedores y ahora como competidores que están cambiando el mercado, ocupando un enorme espacio y haciendo desaparecer a empresas que no se han adaptado.

En este nuevo mundo, Marín citó el termino con el que considera que debe ser nombrada la nueva realidad: ya no economía colaborativa, sino economía digital o disruptiva y ahí está la gran diferencia: “se puede gravar con fiscalidad en destino” .

Antes de la intervención de Marín Quemada se había celebrado en la APIE un debate con representantes de la economía colaborativa (Adigital y Bla, Bla Car) y de la tradicional (Confebus y FEHM) y los representantes digitales habían hecho hincapié en que se trata de  grandes plataformas que ponen en contacto a usuarios particulares que son los que hacen los negocios y este tipo de actividad se rige por el código civil y no tiene nada que ver con la ley de consumo.

Ante la carga de regulación que tienen que soportar los sectores tradicionales, los digitales volvieron a pedir menos regulación para todos, pero Confebus señaló el problema de la seguridad y su presidente, Rafael Barbadillo, apuntó que cuando suceda alguna desgracia se pedirá una actuación contundente.

Está claro que la economía colaborativa ha dejado de ser un tema de emprendedores y que está cambiando los modelos y se necesita una regulación transparente que de seguridad jurídica a todos y, a la vez, permita la innovación.

Gabriel Llobera, vicepresidente de la Federación Hotelera de Mallorca, advirtió de que el crecimiento del turismo en muchas localidades españolas no se debe a la actividad hotelera sino a las miles de plazas ilegales que se ofertan en Internet a través de las grandes plataformas y que cada vez se consultan más a la hora de planear un viaje.

Esta actividad está cambiando el centro de las ciudades y los precios de alquileres y pisos lo que exige una regulación para que este nuevo sector crezca de forma sana, creando riqueza sin afectar a la vida diaria del ciudadano.

Marín Quemada tiene razón: es economía digital y como tal hay que tratarla, no es un mero intercambio entre ciudadanos, nos afecta a todos para lo bueno y lo malo y hay que actuar, mejor pronto que tarde.

#MWC17 muestra que no hay vuelta atrás

El Mobile World Congress que comienza mañana en Barcelona nos va a mostrar que las tecnologías marchan en una misma dirección para llevar a todos los rincones la Inteligencia Artificial e Internet de las cosas y que ya no hay vuelta atrás.

El nuevo mundo conectado necesita más velocidad y redes ágiles, mientras que la Inteligencia Artificial que se apoya en el Big Data necesita el desarrollo de plataformas para su aprovechamiento y todo asoma ya.

Si Orange ha convocado ya a la prensa para demostrar que ya tiene tecnología para navegar por internet a velocidades simétricas de 10 Gbps sobre fibra, Vodafone ha presentado hoy en la jornada previa del MWC su tecnología para ofrecer a sus clientes de su red HFC velocidades de bajada de hasta 10 Gbps con la implantación de DOCSIS 3.1.

Vodafone también ha anunciado esta mañana que incorporará a su red 4G características propias de la 5G  con tecnología de radio M-MIMO, lo que permitirá reducir la latencia o respuesta entre envío y recepción de datos, en cinco veces y multiplicar por cinco la capacidad.  Con esta tecnología se evitarán problemas de saturación de comunicaciones móviles en lugares de mucha concentración pero, sobretodo, permitirá una conducción más segura de los coches conectados, control preciso de robots y también tendrá una gran importancia en los juegos virtuales.

Además Vodafone ha anunciado que extenderá la red comercial NB-IoT que se utiliza para la conexión masiva de dispositivos a internet, por ejemplo contadores, en lugares de poca cobertura. Esta red está disponible en Madrid y Valencia y ahora se instalará también en  Barcelona, Bilbao, Sevilla y Málaga.

El anuncio más esperado de la jornada era la cuarta plataforma de Telefónica basada en Inteligencia Artificial y de la que se había avanzado muy poco. Pues se llama Aura, está basada en inteligencia cognitiva y se ha anunciado como el sistema a través del que los clientes de la operadora van a gestionar y controlar su vida digital. Será más que un asistente virtual para atender a los usuarios ya que les permitirá conocer como utiliza un determinado servicio, los datos que consume y, si lo desean, compartir estos datos con terceros.

Como otros años, los fabricantes de smartphones han aprovechado esta jornada para presentar sus últimos dispositivos. Huawei, el P10 y el P10 plus, con cámara Leica y su nuevo reloj conectado que permite pagos a través del móvil; ZTE ha anunciado el primer smartphone con tecnología 5G, el Gigabit Phone; LG el G6 todo pantalla y Lenovo los “moto” GS y GS Plus, de gama alta.

Y como estaba previsto, en el congreso de la innovación se ha presentado  la vieja gloria Nokia 3310 por un precio cercano a los 50 euros. Sin comentarios.

Mañana se abre oficialmente el MWC en el que se prevé la participación de más de 100.000 profesionales. Operadores y fabricantes nos van a mostrar el estado del arte de la revolución que viene. Su lema es “el próximo elemento”. Cada uno que piense en el suyo, pero está claro que el tremendo cambio que se va a producir necesitará mucha regulación. Internet de las cosas necesita normas, empezando por la seguridad de los sensores, nuevas reglas para el coche conectado y para los robots físicos y virtuales que están entrando en nuestras vidas. De forma paralela al Congreso se reúnen en Barcelona, a puerta cerrada, representantes gubernamentales europeos y este es un buen momento para continuar hablando del futuro y de su regulación.

La antigüedad de las infraestructuras críticas las hace más vulnerables a los ciberataques

Las industrias de infraestructuras críticas tienen una antiguedad
de hasta 30 años lo que las hace más vulnerables a los ciberataques,
ya que cuando fueron diseñadas no había estos problemas, explicó
Edgard Capdevielle, CEO de Nozomi Networks, que acaba de firmar un
acuerdo con la consultora española Grupo CMC para traer a España sus
soluciones de ciberseguridad que permiten reducir de forma drástica
el tiempo de detección de los ataques,
Continuar leyendo “La antigüedad de las infraestructuras críticas las hace más vulnerables a los ciberataques”