A Orange España le cuadran los números

Los resultados de Orange España en el primer trimestre del año vuelven a confirmar el buen momento por el que atraviesa esta operadora que ha decidido seguir apostando por las nuevas redes y servicios para los próximos trimestres.

El mejor síntoma de que le cuadran los números es la decisión de volver a adelantar su previsión de llegar a las 14 millones de viviendas pasadas por fibra de 2019 a 2018, lo que supone 4 millones más que en la actualidad,  en un mercado en el que su techo de crecimiento es muy amplio ya que cuenta con 4,1 millones de clientes de banda ancha de los que sólo 1,8 son de fibra pero un 77% más que hace un año.

En total, Orange España tiene casi 20 millones de clientes de los que 15,765 millones son de móvil (un 3,5 % más que hace un año) y de estos 8,22 millones utilizan la red 4G de Orange.

En el trimestre se nota una ralentización de la captación de clientes tanto móviles como fijos debido al incremento de la competencia, aunque en este entorno las infraestructuras propias constituyen un importante activo para competir también en el negocio mayorista.

Y  mientras sigue creciendo en clientes también lo hace en ingresos con un 8,5% hasta los 1.290 millones de euros: 654 millones por servicios móviles (un 8,1 % más que hace un año), 500 millones por servicios fijos  (7,5 % más que hace un año) y 135 por la venta de equipos (un 14,1 % más).

El año 2016 marcó la recuperación del crecimiento de Orange España ya que comenzó con un incremento del 1,8 % en el primer trimestre, el primero en nueve trimestres, y concluyó con una subida global del 6 %.

En este primer trimestre, como es habitual en el periodo, Orange no ofrece datos de ebitda ni de inversión, pero su Consejero Delegado en España, Laurent Paillassot si ha adelantado que siguen invirtiendo en fibra y que después de 2018 todo indica que seguirán haciéndolo.

Los directivos de Orange España no se han mostrado partidarios de alcanzar un acuerdo con Telefónica similar al que ha firmado el operador incumbente con Vodafone por considerar que el descuento conseguido por volumen no compensa dejar de desplegar red.

Mientras tanto apuestan ya claramente por el servicio a empresas cuyos ingresos crecieron un 7,2 % apoyados en una oferta de máxima velocidad simétrica y convergencia de líneas fijas y móviles mediante su infraestructura de red FTTH con tecnología FTTH con XGPON y red MPLS, ambas exclusivas para empresas.

Además este año sacarán al mercado las nuevas redes LTE-M para servicios de Internet de las cosas ( IoT) avanzados para las smart-cities y las smart-industries.

Para la segunda parte de 2018 queda la llegada a España de los servicios  bancarios de Orange, con ficha bancaria propia a través del banco Groupama adquirido por la operadora gala, dirigidos esencialmente a “los jóvenes que no quieren pisar las oficinas bancarias” pero que contará con el apoyo de las tiendas Orange si se considera necesario.