Inteligencia Artificial para salvar al planeta

El uso de inteligencia artificial (IA), machine learning y la nube para la lucha por la sostenibilidad y la conservación de especies está demostrando sus posibilidades a través de cientos de proyectos puestos en marcha en todo el mundo que indican el camino a seguir.
Microsoft es una de las empresas tecnológicas más implicadas en la lucha por la conservación del planeta a través de la IA y para ello cuenta desde hace más de año y medio con el proyecto Al for Earth , una
iniciativa a 5 años con una financiación de 50 millones para apoyar a investigadores medioambientales que busca encontrar soluciones sostenibles para la agricultura, el agua, la biodiversidad y el cambio
climático.
Los últimos datos publicados por Microsoft señalaban 137 proyectos de 40 países que podían beneficiar a millones de personas y la multinacional ponía como ejemplo un proyecto cartográfico por el que se pueden procesar 10 billones de pixeles en 10 minutos por un coste de 50 dólares. Microsoft identificará los mejores para ayudar a sus gestores a escalarlos y comercializarlos y que de esta manera se puedan aplicar a otros planes de sostenibilidad.

Dentro de IA for Earth está el científico de datos Wee Hyong Tok que en declaraciones recientes señalaba que “vivimos en el planeta Tierra, y sin embargo sabemos muy poco sobre él” y que la tecnología se puede aprovechar para resolver algunos retos.
Farm Beats es uno de los principales proyectos de IA for Earth en el sector de la agricultura basada en datos, que se ha puesto en marcha en India y Estados Unidos, y que se utiliza para saber donde y cuando plantar los cultivos para obtener más rendimiento.
Para controlar especies en peligro de extinción se utilizan técnicas de deep learning y hay un proyecto en marcha en Kirguistán, Asia Central, para el seguimiento del leopardo de la nieves y otro en El Congo para los elefantes.
El proyecto de El Congo se denomina Elephant Listening Project y consiste en la colocación de sensores para capturar los sonidos del entorno del parque Nouabalé-Ndoki y de las zonas forestales limítrofes. Así se identifican tanto los animales del parque, como los sonidos de los arboles y frutas al caer o los que producen las personas, y se hace un especial seguimiento de las llamadas de los elefantes con las que se pueden controlar individual y colectivamente y, además, conocer en tiempo real
cuando llegan los furtivos y prevenir su caza.
También merece la pena destacar el trabajo de la organización Wild Mee que ha creado una plataforma denominada Wildbook para el seguimiento de animales a través de la identificación basada en imágenes. Cada individuo puede identificarse a través del patrón único de manchas, rayas y otras marcas de su piel y estos datos se combinan con otros de tipo geográfico, ambientales y de comportamiento para hacer el seguimiento de las especies.

Microsoft indica que la potencia de la nube, la IA herramientas como Microsoft Azure aumentan la capacidad, precisión y velocidad de la clasificación y son especialmente útiles en seguimiento de
grandes animales como es el caso del tiburón ballena. Hay un proyecto relacionado con este pez que es el más grandes del mundo por el que todas las noches el sistema conecta con YouTube para localizar vídeos de esta especie y luego identificar donde y cuando se realizó la grabación. En un futuro esperan poner recibir fotografías de usuarios a través de twitter y hacer un seguimiento más preciso de cada animal.

En el mundo de la conservación animal existen otros proyectos tecnológicos más sencillos como el de seguimiento de las golondrinas purpúreas, en peligro de extinción, con nidos de control en el parque Disney de Orlando

Pero también existen ya importantes proyectos para la gestión medioambiental en las ciudades.
Microsoft informa de que la Agencia para la Gestión Pública de Edificios y Oficinas JTC de Singapur, utiliza la posibilidades de su nube para monotorizar, analizar y optimizar la gestión de 36 edificios con lo que ha conseguido una reducción del consumo del 15 %. Esta multinacional señala la importancia de este tipo de gestión energética en los edificios y lo pone de relieve ante el hecho de que en EEUU los edificios consumen el 40 % de la energía.
En la última cumbre del clima, Microsoft presentó una herramienta de código abierto para crear, utilizar e impulsar materiales de construcción de bajas emisiones de CO2 para la construcción inteligente y una
batería de almacenamiento de energía con conexión a internet para permitir recibir energía, almacenarla y descargarla de forma óptima.
Para para conocer las posibilidades de las nuevas tecnologías es necesaria la formación y por ello Microsoft ha creado un modulo de formación online en LinkedIn para la sostenibilidad.
El 5G que viene va a potenciar Internet de la Cosas y una cantidad ingente de datos que, bien gestionados, van a permitir unas ciudades más sostenibles, pero la tecnología no sirve para nada sin la
voluntad de las personas para utilizarlas para el bien común y para ello la información es muy importante. Hablemos de sostenibilidad y tecnología.